Una profesión masculina con voz de mujer

Entrevista a la periodista deportiva de Puerto Madryn, Paola Walser. Un relato sobre qué es ser mujer en los pasillos del futbol local.

Una profesión masculina con voz de mujer

Una profesión masculina con voz de mujer

Todos los 8 de marzo se conmemora en todo el mundo la lucha de las mujeres por la igualdad, el reconocimiento y ejercicio efectivo de sus derechos. 

El 8 de marzo de 1908, un suceso transcendental marcó la historia del trabajo y la lucha sindical en el mundo entero donde 129 mujeres murieron en un incendio en la fábrica Cotton, de Nueva York luego de que se declararan en huelga con permanencia en su lugar de trabajo. 

Con este antecedente, un año después, en 1910, se desarrolló la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en Copenhague. El tema central fue el sufragio universal para todas las mujeres, y por moción Clara Zetkin, líder del “levantamiento de las 20.000”, se proclamó oficialmente el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en homenaje a las mujeres caídas en la huelga de 1908. A partir de los sucesivos años, las mujeres, en el mundo, comenzaron su lucha para que sus derechos no fueran vulnerados.

Argentina, no se excluye de este movimiento aunque con más demora, ya que recién en 1947 la mujer obtiene el derecho a votar y es a partir de este suceso que se comienza a empoderar de la mano de otra mujer.

 

 

Pero los sucesivos gobiernos militares que vivió nuestro país ponen freno a esta incipiente emancipación femenina, pero por otro lado, estos gobiernos de facto provocan a partir de hechos horrorosos que la mujer nuevamente tome las calles y reclamen por sus hijos y nietos surgiendo así el movimiento Madres y Abuelas de plaza de Mayo. No fue hasta 1986 que se organiza el 1º Encuentro Nacional de Mujeres dentro de un marco de gobiernos democráticos y el empoderamiento comienza a tomar forma.

No es hasta hace una década que las mujeres vuelven a  salir a las calles a partir de sus manifestaciones poniendo en agenda, la discusión del aborto, del respeto por las distintas sexualidades, el visibilizar cuestiones de la femineidad que antes no se ponían en discusión. Las jóvenes comenzaron a imponer sus ideales en las calles, luchando por la igualdad de género.

Tal es así, que la participación de las mujeres en el mercado del trabajo creció muchísimo desde mitad de sigl pasado hasta hoy ganando distintos espacios, los cuales, en décadas pasadas, la sociedad jamás se hubiese imaginado que una mujer los ocupe, por ejemplo, conducir un taxi, un colectivo o un subte, tengan distintos oficios, sean árbitras y jugadoras de fútbol, entre otras profesiones

El pensamiento fue cambiando a través de los años y las mujeres decidieron no seguir esperando a los maridos en la casa haciendo las tareas del hogar, sino rompiendo con ese mandato social naturalizado, salieron a trabajar, se inscribieron en una carrera universitaria, se divorciaron e iniciando así una independencia en todos los sentidos.

Un ejemplo de una mujer que se insertó en un ámbito considerado masculino, es la periodista deportiva de Madryn, Paola Walser, que venció los prejuicios de la profesión y salió adelante con mucho esfuerzo para hacer valer sus conocimientos y hacer saber a la sociedad que no hace falta ser hombre para poder opinar sobre los distintos deportes.

 

¿Cómo fueron tus inicios en el periodismo deportivo siendo que es considerado una profesión masculina?

Mis inicios fueron en el 2008, rendí la última materia en marzo de la carrera que hice en Bahía Blanca. Estuve dos meses haciendo notas para el Club de los Fierros, el programa de automovilismo, y el 31 de mayo de 2008 empecé en el diario, desde esa fecha hasta ahora estoy en el diario. Costó mucho al principio porque te miraban raro, incluso no solo los colegas sino también dentro de los propios protagonistas. Algunos colegas me ayudaron a  insertarme laboralmente en el día a día, a conocer los distintos protagonistas y compartir datos.

¿Qué otras barreras tuviste que vencer por ser mujer?

A mí me ayudó mucho mi personalidad porque crecí entre hermanos, primos y amigos varones, entonces sabía tal vez como comportarme pero lo que costó y sigue costando es que se abran puertas. En esto llevo 12 años y recién el año pasado pude entrar a Deportv donde pude ser considerada para ingresar a ese lugar. También creo, confío y sostengo que todo pasa cuando uno está realmente preparado y me parece que me llegó en un momento que mejor estaba preparada, desde lo profesional y personal.

Después lo que cuesta y sigue costando es que la información, lo que uno sabe y maneja es difícil que sea considerado como real. Por ejemplo yo público y comento la formación de Brown y nadie me lo replica, pero si lo hace otro, un periodista hombre si lo hacen. Hay que ser fuerte y creo que el feminismo me está ayudando mucho para eso.

¿Qué opinas sobre el movimiento feminista que se gestó en los últimos años en Argentina?

Lo considero importante más allá de que a veces las formas son un poco chocantes incluso para algunas mujeres también, me parece que  hay reclamos que realmente ameritan, o sea ninguna conquista se ha conseguido a través de un reclamo pacífico. Cuando las mujeres marchan en tetas sé que es chocante pero hay cosas que se han conquistado a través de algo que genere disgusto.

Es importante el debate de la ESI, de lograr el aborto y creo que en definitiva más allá de esas luchas también está bueno porque ha permitido que muchas tomen la fuerza y el valor para hablar cuando han sido abusadas o acosadas.

También nos ayudó a muchas de nosotras a unirnos por lo que ahora no se da tanto esa competencia como quien estaba mejor vestida o maquillada. Ahora estamos todas mas unidas, nos bancamos por más de que sea o no nuestra amiga.

En lo personal me ha dado mucha fuerza y mucho valor. En mi profesión lo puedo empezar a aplicar esa fortaleza, eso de valorar más mi trabajo y entender que si hay puertas que se cierran, gente que no consume tus productos, allá ellos, son gustos pero en definitiva me hace más fuerte.

 ¿En Madryn como ves la situación de la mujer desde todos los ángulos? ¿Crees que está ganando espacio?

En Madryn de a poco vamos ganando espacios, desde lo político hay mucha más presencia femenina, ya pensando en las vice intendentas, ahora con Noelia Corvalan y anteriormente con Xenia Gabella. La presencia femenina en distintos lugares y en los medios también, se va ganando de a poco y valorando. Creo que hay que tener paciencia que no es tal como una quisiera.

Para algunos hombres considero que les resulta chocante pero creo que para ellos también es un proceso de la deconstrucción, hay algunos abiertos a hacerlos y otros que no. Banquemos a los compañeros que están dispuestos a hacerlo. Me parece bárbaro que en oficios considerados masculinos tengamos presencia femenina como las mujeres choferes de taxis y remises, incluso a una le da más seguridad y eso también está bueno.

 


¿Que te pareció esta información?