¿Quién nos cuida?

Escándalo policial por el manejo de los adicionales, dinero no rendido, pases a disponibilidad y cambios en las jefaturas es el marco que envuelve a la policía de Madryn

¿Quién nos cuida?

La policía como institución de seguridad ha evidenciado muchos inconvenientes puertas adentro en los últimos años. Efectivos a los que les desaparecen armar reglamentarias, integrantes de la fuerza enjuiciados por abuso de autoridad, oficiales pasados a disponibilidad por estar involucrados en hechos de corrupción. Todas circunstancias que nos llevan a preguntarnos ¿Quién nos cuida?

Los antecedentes son muchos y ahondar en ellos abarcaría un libro más que un artículo. Sin embargo, en los últimos meses la sociedad conoció dos casos muy particulares. Por un lado una banda de estafadores integrada por cinco efectivos policiales de la ciudad de Comodoro Rivadavia; y por otro un subjefe de comisaría de Puerto Madryn que no rendía un dinero que por ley le corresponde a la institución.

De policías que integran bandas de estafadores podría escribirse muchísimo. Qué decir del Cabo Carlos Feliciano Álvarez, de la Agrupación Comando, que desarrollaba sus funciones en la ciudad de Trelew. Estuvo involucrado en el caso del ‘Patrón de la Estafa’ (operaba dentro de la comisaría 2da comprando vehículos con cheques falsos, que luego revendía en la localidad de Bahía Blanca), fue detenido en un mega operativo antinarcóticos y finalmente destituido en grado de exoneración de la fuerza a través del Decreto N° 05 con fecha del 4 de enero de 2019.

 

Al bolsillo

Por otro lado, los ya famosos ‘adicionales policiales’ han sido cuestionados hace mucho tiempo por la sociedad. Se trata de horas de trabajo de un efectivo policial, que es destinado por la institución, para custodiar la seguridad de un lugar específico (instituciones bancarias, locales nocturnos, eventos deportivos o culturales, etc.). Lo que se ha criticado en éste aspecto, es que un oficial circunscripto a éste tipo de tareas, es un oficial menos resguardando la seguridad en los barrios. A pesar de ello, es digno decir que se trata de una discusión antigua y que no tendrá final.

El caso en particular salió a la luz en 2019, donde efectivos de la Seccional Primera de Puerto Madryn realizaban adicionales en el Banco Nación, pero luego el Subjefe de la comisaría no los rendía a la entidad. Esto motivó una investigación interna que finalizó con pases a disponibilidad de dos efectivos y del subjefe, más cambios en las jefaturas policiales.

En dialogo con Candelario, el Jefe de la Policía de la provincia de Chubut, Miguel Gómez, brindó detalles del caso. “Se venía registrando una situación irregular en la prestación de los servicios de policía adicional de custodia de valores que no era legal ya que no estaba debidamente informado y aprobado por la Unidad Regional” detalló, añadiendo que para este tipo de servicios se realiza el pago a través de un depósito a las cuentas de la Policía de la provincia.

Además, Gómez reconoció que los adicionales se prestaban en el marco del horario de servicio, lo cual está fuera de la ley. “Quién era el segundo jefe de la comisaría, aprovechando su autoridad, era impertinente a la hora de asignar ésta función, ya que la ley marca que debe ser equitativo para con todos los oficiales, pero se los adjudicaba él mismo lo cual tiene vedado” expresó, al tiempo que afirmó que fue una actitud ilícita y por ello se lo denunció penalmente ante el Ministerio Público Fiscal.

 

Justos por pecadores

Si bien hasta el momento la investigación está circunscripta a la denuncia penal formalizada ante la fiscalía de turno, marco en el cual ya han sido separados del cargo dos oficiales más pertenecientes a la misma comisaría, Gómez señaló que producto del ilícito el cambio en los jefes de comisaría está atado a la falta de observación o control para detectar lo que sucedía.

Víctor Urrutia es un jefe que no hace mucho pusimos a cumplir funciones en la comisaría primera. Y si bien no podemos relacionarlo con el hecho, si le cabe alguna responsabilidad es el no controlar algo que se realizaba en sus narices” sentenció. Diferente es la situación del segundo jefe de comisaría y al realizar cambios en la jefatura de una comisaría deben modificar la estructura general. Además el pase a disponibilidad preventiva de los tres integrantes de la fuerza afecta sus haberes mientras se sustancia el sumario administrativo.

 

Control

Al momento de ser consultado sobre la posibilidad de que el caso repercuta en la Unidad Regional de Policía de la ciudad del golfo, el Jefe de la Plana Mayor de la Policía de Chubut dijo que no se la involucra en lo más mínimo, pero que aun así aguardarán para saber si en el marco de la investigación cabe algún tipo de responsabilidad administrativa.

Este hecho ha causado mucha repercusión puertas adentro de la fuerza de seguridad, y en un contexto en el cual los delitos se duplican, los prófugos son moneda corriente en la tapa de diarios, las causas de corrupción con policías involucrados son el tema de conversación en las cafeterías; la pregunta sigue sin respuesta. ¿Quién nos cuida?

 

**la imagen es tomada de la pagina de ADNsur

 


¿Que te pareció esta información?