EL MÁS VALIOSO DE LOS RECURSOS Y EL PEOR DE LOS FACTORES, SIEMPRE ES EL HUMANO.

Un incendio que contó con una serie de elementos que incrementaron su peligrosidad y otros que revelan la desidia del Estado en muchos aspectos. Sin embargo, revaloriza el recurso humano, sin dudas el más valioso de todos. Una deuda millonaria, una Ley que no sale, funcionarios que no atienden y desprestigian a una de las más nobles instituciones.

EL MÁS VALIOSO DE LOS RECURSOS Y EL PEOR DE LOS FACTORES, SIEMPRE ES EL HUMANO.

Cada situación crítica nos interpela acerca del valor que le ponemos a cada una de las cosas que trasuntan nuestras vidas. El problema reside en que muchas veces los valores sobre estas cosas, entre ciudadanos y políticos, que paradójicamente unos son quienes ponen y sostienen al otro, nos siempre coinciden.

El incendio en el Doradillo tuvo consecuencias nefastas. Daños que se podrán medir económicamente, pero que difícilmente se puedan conmensurar en el esfuerzo que significó para cada vecino y el valor afectivo que tiene más allá de lo material. En total 5 viviendas fueron destruidas por completas y alrededor de 10 más sufrieron diversos daños por las llamas. Afectó el servicio eléctrico para El Doradillo y Puerto Pirámides, se debió realizar reemplazos en línea de 33kv, algunos trabajos en baja tensión y el reemplazo de una docena de postes destruidos.

Mientras tanto, los Bomberos Voluntarios el sábado debieron atender en otros puntos de la ciudad, además del incendio, 15 emergencias paralelas, entre voladuras de techos, caídas de postes. Desde el Municipio se aseguró que habrá “exención impositiva a las familias damnificadas por el incendio y, a través de distintas gestiones, conseguimos la excepción del pago de luz y agua a Servicoop y el pago del servicio de agua de reuso a la empresa Desarrollos Inmobiliarios Patagónicos del Parque Ecológico ‘El Doradillo’, en todos los casos por el periodo de un año” en palabras del propio intendente Gustavo Sastre.

Factor Humano

Gastón Alcucero - Presidente Asociación de Bomberos VoluntariosNo hay una confirmación afirmativa por el momento, sobre el origen del incendio. Uno de los medios gráficos locales indicó en su web que podría haberse tratado de “un asado” que se descontroló. No hay certeza alguna sobre qué, o quién, originó el foco ígneo que terminó en dramáticas dimensiones. Lo cierto es que rara vez la naturaleza realiza un acto de incendio, no sin antes haber existido la intervención del ser humano.

Sin embargo, fue también determinante y preponderante el Recurso Humano existente para controlar y sofocar el mismo. Recordemos que el sábado por la tarde, se produjo un frente de viento caliente y fuerte como nunca se recuerda en la ciudad. Esto acrecentó la dispersión y descontrol del incendio. Y con ello, los daños. No obstante, el incansable esfuerzo de los Bomberos Voluntarios locales y de otras ciudades y personal de distintas áreas provinciales y municipales…...

El propio presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Puerto Madryn, Gastón Alcucero, reconoció que “cuando se producen este tipo de siniestros, de gran envergadura, no hay recurso que alcance”. Ni humano, ni aún menos económico.

Política Miserable

Una acción muy infortunada, y mezquina, es intentar “llevar agua para su molino”, cuando lo que más se necesita es agua. Cuando el Estado Provincial abonó parte de lo adeudado, su gacetilla indicaba que se “pagó la deuda histórica”. Título que los medios replicaron sin cambiar una coma. Sin embargo, era una verdad a medias; que termina siendo una mentira. Pagar una parte, no es pagar todo. Ya que, meses después llegó la carta documento que exige el pago de lo adeudado en 2018 y 2019. Esto es cien millones por año, por las 27 asociaciones, lo que da un total de 54 millones de pesos de deuda.

director de Defensa Civil, José MazzeiEn este contexto, se pudo saber que el mismísimo director de Defensa Civil habría manifestado que, al llegar al puesto, encontró “un sistema de bomberos que es un desastre”. Una grabación en propia voz del funcionario habría comenzado a circular entre los servidores públicos, generando un gran dolor institucional. De hecho, el propio Alcucero reconoció que “vamos a hacer un análisis para adentro sobre todo lo que podamos haber fallado, todas las necesidades que podamos haber advertido”, pero fue muy contundente al subrayar que “por parte de Defensa Civil de la Provincia no tengo ningún registro de que hayan bajado algún recurso, no he hablado nunca con el director, ni tampoco se puso a disposición. La logística se armó desde el Cuartel Central y la articulé personalmente junto con los colaboradores que tenemos”.

Gastón Alcucero apuntó al director de Defensa Civil, José Mazzei quien habría dicho que el sistema de bomberos “es un desastre”: “Creo que empezó de la peor manera, no le vamos a permitir ni a él, ni a Arcioni, ni a Massoni, ni a nadie que nos subestimen de esa manera. Nosotros entregamos la vida, se nos fueron 25 compañeros en pos del bien común”.

Así mismo remarcó la necesidad de que el Gobierno de la Provincia saque la ley de financiamiento, la cual es reclamada desde hace varios años desde la Federación Chubutense de Bomberos Voluntarios: “hoy el sistema de Bomberos está en emergencia financiera y aun así el servicio se sigue prestando con recursos propios. En esta emergencia, el gasto fue millonario, tanto en recursos propios como del sector privado y de la Municipalidad, pero si no contamos con más y mejores recursos para dotar a las instituciones, después no lloremos sobre la leche derramada porque ya es tarde. Nosotros lo venimos advirtiendo hace años, Arcioni me recibió una sola vez fueron diez minutos porque estaba en campaña y fue en el acto del 21 de enero del año pasado. Ahí me prometió que la ley iba a salir y nada de eso ocurrió”.

De valores y valentía

Ser Bombero requiere de un tipo de valentía, sentido del servicio público y un altruismo que no necesita de un discurso para ser mostrado. Valores que pocas veces son vistos en un político. En una provincia rica en recursos como Chubut, que no haya dinero para afrontar los gastos que requieren los Servicios Públicos, no habla más que la irresponsabilidad de quienes manejan o han manejado la Provincia. Sería difícil exigirle que se paguen recursos que son necesarios, aunque pocas veces se ven en práctica (y preferimos no verlos pero que estén), a un Gobierno que no puede siquiera garantizar otros que sí se ven, como la Obra Pública, o los sistemas más empleados por los ciudadanos, como la Educación, la Salud o la Justicia. Así que, demos gracias a las personas que ennoblecen a las instituciones, porque cuando falta biyuya, sobran cojones.

 

Fotos: Gentileza José Almada, Diario El Chubut, Diario Jornada.


¿Que te pareció esta información?